Inicio

Vallecas, pueblo de la periferia de Madrid

hasta su anexión a Madrid en 1950. (Ver Boletin Oficial)

En estas páginas se pretende documentar la evolución del barrio Puente de Vallecas a principios de siglo XX, con los datos obtenidos de los periódicos de la época y del B.O.E. o la Gazeta de aquellos años. Estas ediciones están digitalizadas y disponibles en la Web.

La reseña más antigua sobre Vallecas se encuentra en el Fuero de Madrid dado en 1202 por Alfonso VIII al regular el carasal (carrascal) de balecas (bellotas):
“El carasal de balecas quomodo lo defesó el conzeio: Et los molinos et el canal et toda la renda de ribas que habet ibi el conzeio sedeat semper per foro de la obra del adarue de madrid. Et otro si sedeant las medidas de ciuera et de la sal; et del otro fructiple que el conzeio metió en almoneda, seat semper per foro de la obra del adarue”.

Desde Alfonso VIII Vallecas era la capital de uno de los sexmos en que se dividía el territorio de Madrid y tenía bajo su jurisdicción a Vicálvaro, Ambroz, Coslada, Rivas, Vaciamadrid, Velilla, Rejas, Canillas, Canillejas, Hortaleza, Chamartin, Fuencarral, S. Sebastián de los Reyes y Fuente del Fresno.

Balecas, Ballecas o Vallecas como se ha ido denominando a lo largo del tiempo debió significar lugar de valles pues su territorio está conformado por cerros con sus pequeñas vaguadas; hoy día se conservan los topónimos: Valdecarros, Valdeculebras, Valderribas, Valdemingómez, Valdeolmos, Valdelázaro, Valdebernardo,…
Según Juan Antonio Pellicer y Saforcada, en su “Disertación sobre el origen , nombre y población de Madrid” de 1803, el nombre de Vallecas parece provenir de Vallis Egas:
“Vallecas, situado en un valle , parece se deriva de Vallis Egas, esto es Valle de Egas y y de ahí Vallecas porque la conversión de la g en c es común, y algún Egas, nombre también común en aquel tiempo, sería dueño del valle donde tendría su casa de labor o alquería.”

Ortega Rubio cuenta una historia parecida en su libro “Historia de Madrid y de los pueblos de su provincia” de 1921 (ver extracto):
“Acerca del origen de Vallecas consignaremos que, según la tradición, rico moro se apoderó del valle donde al presente se levanta la villa, edificando la casa que todavía subsiste, aunque mal reedificada, varias chozas para vivienda de los pastores y algunos rediles para los ganados. Cuando los cristianos se apoderaron de las tierras del poderoso señor, y éste se dirigió con toda su gente al reino de Granada, los vecinos de un lugar distante 5 kilómetros denominado Torrepedrosa (torre de piedra construida por los musulmanes) se posesionaron del valle y le llamaron Valle-Kas. Por mucho tiempo se escribió de esta manera; pero luego se quitó la rayita que unía los dos nombres y la k se convirtió en c.”

Thomás Francisco de Monleón, médico del pueblo en 1725, cuenta en un manuscrito titulado “Linages de el lugar de Ballecas y …” (ver cita):
“Vallecas lugar moderno llamado así por una venta que en el sitio había que llamaban la venta del Valle, la cual es hoy día la Torrecilla que llaman, donde vive Pedro Pérez, alias Pedro cinco el barbero, la cual es de ladrillo obra antigua de moros y se conoce haber sido Torre o Atalaya de los moros, esta ya muy maltratada a 1724. Se conoce haber sido alta de unas 20 varas pues tiene derribado hoy en día el primer alto y alrededor de dicha torre o venta que fue había algunas huertas las cuales se fueron desbaratando y poblándose de casas por los años 1500. cuyos pobladores principales vinieron de la Virgen de la Torre que era un lugar grande y hoy no queda ya vestigio alguno de ese lugar de la Torre y la imagen se conoce ser bien antigua”

Para M. Fernández Montes, en La tierra de Madrid en la época del Fuero 2004,  Vallecas significa bellotar o campo de bellotas, derivado de la palabra Fahs al-ballut

Dionisio Chaulié en su libro Cosas de Madrid de 1886, pág 94, opina que Vallecas proviene de Ballucas, hostales de baja nota: “Hablo de los despachos de comidas y bebidas, muy frecuentes en Madrid y sus afueras, y algunos de fama, como la hostería de Segura, la de Manuela en el Campillo, ambas concurridas de caballeros, y las ballucas fuera de la puerta de Atocha, origen del pueblo de Ballecas, alterado el nombre, donde asistía la gente común á solazarse, como ahora en su puente.”

Sea como fuere poco a poco se fue constituyendo una pequeña aldea que empezó a tomar relevancia cuando Fernan Diez de Rivadeneyra, oriundo de Galicia, camarero de Juan II (1405,+1454), se estableció en Vallecas construyendo una casa fuerte con torre.

La primitiva Iglesia parroquial de la villa data al menos de 1427 en que es visitada por el clérigo  Martín Sánchez de Madrid que también visito la iglesia de la Virgen de la Torre y lo cita en su Libro de Visitaciones (Ver libro pág 30 y 31)

Su hijo Alvar Garci Diez de Rivadeneyra, maestresala de Enrique IV (1425,+1474), creó el Monasterio de Religiosas de Nuestra Señora de la Piedad de la Orden de San Bernardo en 1473 para refugio de su familia cuando se iba a batallar y en 1487 creó un Hospital para curar enfermos y recoger a viandantes.

Thomás Francisco de Monleón relata en 1725 que “Las monjas que hay en Madrid de las Ballecas se fueron de este lugar habrá 160 años, que estaban en Vallecas, en la Ermita que hay en la plaza que llaman La Piedad y todas las casas de tienda, pastelería, botica y todas las demás casas alrededor era el convento y según memorias dicen había más de trescientos años que dicho convento se fundó de que la indicio que en aquel tiempo sería lugar grande”.

En 1561 Felipe II traslada la Corte a Madrid. Vallecas experimentará un crecimiento demográfico por dos motivos:
* los servidores de la corte que no encuentran alojamiento en Madrid se asientan en la periferia y Vallecas está a sólo una legua y media de Madrid
* Madrid necesita proveerse de materiales de construcción y Vallecas aporta piedra, yeso, tejas y pan. (1569 Historia y …)

Según el Censo de Pecheros de 1528 en Vallecas había 138 pecheros, pasando a ser 511 pecheros en el Censo de 1591; la población aumento un 270 % en 60 años.

En el manuscrito “Linages de Vallecas” figuran : en 1696  2971, en 1698  3078  y en  1725  2337 personas. ¡ En 25 años la población disminuyó en un 24 % ! ¿ Qué pasó ?

En las Respuestas Generales del Catastro de 1751 figuran unos 600 vecinos, 600×4=2400 habitantes.

Este número de habitantes se mantuvo hasta 1850 inicios del desarrollo del ferrocarril. La llegada de multitud de obreros al servicio de las obras del tendido ferroviario y la necesidad de alojamiento impulsó el desarrollo del Puente de Vallecas.
El origen mitológico de los puentevallecanos está relatado en 1863 en el diario “El contemporáneo”, extraído del libro de Antonio Capmany y Montpalau titulado Origen histórico y etimológico de las calles de Madrid, editado en 1863 . Llamar a un natural del Puente de Vallecas hijo del Caballo Blanco era el peor insulto que pudiera hacérsele.

Valle de Kas no es una terminología de la movida de los 80; ya se utilizaba en 1930

A partir de Carlos III se da importancia a la mejora de las infraestructuras de Madrid y de las carreteras y se fijan los límites de Madrid siendo uno de ellos el  Arroyo del Abroñigal.  El  camino a Valencia pasa por Ballecas (Itinerario español 1760) que resulta ser un lugar obligado de tránsito y paso hacia Madrid, viendo florecer posadas y comercios. y la explotación de canteras para las construcciones de la capital.

El puente sobre el arroyo Abroñigal, o puente de Vallecas, se encargó al arquitecto Pedro de Ribera, Maestro Mayor de Obras de Madrid, hacia 1731, y autor del Puente de Toledo, que realizó dos proyectos, uno en madera y otro de albañilería. Se escogió este ultimo acabado con un coste de 65.000 reales de vellón. Este puente se reparó en 1751, por el arquitecto Manuel de Villegas, con un coste de 6.311 reales de vellón. En 1804 este puente se conocía por puente de Abroñigal.

La industria tahonera fue en declive: en 1751 había 33 que necesitaban 120 jornaleros y en 1796  solo quedaban 10 tahonas, seguramente debido a la creación del Real Pósito de Madrid al lado de la puerta de Alcalá.

En las Respuestas Generales dadas a las preguntas regias del Catastro de Ensenada en 1751, el alcalde reconoce que el pueblo no tiene amojonamiento y por tanto sus lindes no son precisas pero indica que linda al Oeste con el Arroyo Abroñigal, al sur con el río Manzanares, pasando por Salmediano, al Este con Vaciamadrid y Rivas, pasando por Las Cumbres y al norte con Vicálvaro. En 1848 hay un amojonamiento de Madrid por el arroyo de Abroñigal. 1869 y 1875 planos de las Lindes de Vallecas con Madrid y Vicálvaro.

1808_smallEn mayo de 1808 los vallecanos asaltan las viviendas y comercios de los franceses.

Por esa época no existía el barrio de Puente de Vallecas, pero dada la importancia de la carretera para la entrada en la corte de suministros y la existencia en el puente de una aduana o fielato poco a poco van surgiendo un conglomerado de casas y ventas, antes de pasar el fielato, es decir en el término de Vallecas, en donde se trasiega la mercancía a fin de pasarla de estraperlo. Como consecuencia la aduana se traslada media legua más lejos y se establece en 1793 (Archivo del Ayuntamiento de Arganda) un nuevo Portazgo, en la fuente Higares, que se arrendaba por una cantidad fija (Diario de Madrid, 20/6/1822)

1760_distr_tierra_smallEn la imagen adjunta se indica la distribución de la tierra en 1760 según Santos Madrazo y Virgilio Pinto en su obra “Madrid en la época moderna” de 1989.

En 1881 de sus 7236 Hectáreas, 5300 Ha se dedicaban a cereal de secano, 162 Ha a vid, 5 Ha a huertas y el resto a erial y canteras. (ver fuente)

El siglo XIX empieza mal. La Corona no tiene dinero, la deuda del Estado es enorme. Los poseedores de deuda del estado necesitados de liquidez malvenden sus títulos. Agentes de cambio y bolsa de Madrid como  Francisco de la Presilla y Ortiz de Taranco, Goyena, Villota, Molinuevo, Laborde … acumulan bonos del estado adquiridos a bajo precio debido a la depreciación de los mismos, porque el estado no tiene dinero para amortizarlos.

Sucesivos gobiernos, Godoy (1798, Carlos III), José I (1809). Argüelles (1813, Cortes de Cadiz), 1820,  Mendizabal (1836), … expropian bienes que no pagan impuestos por pertenecer al clero o a órdenes religiosas y los sacan a subasta a fin de recaudar dinero para pagar la Deuda del Estado.

Los campesinos aparceros no salen beneficiados pues no pueden acudir a las subastas por ser éstas de grandes lotes o fincas con precios para ellos inasequibles. Por ejemplo en 1831 se subastó una tierra de 450 fanegas en Pavones antes Palacio de Valderribas.

Las fincas antes en posesión del clero pasan a posesión de los ricos, pues se pueden pagar con bonos del estado. A mediados del siglo XIX unas pocas familias son poseedoras de la mayoría de las tierras del Puente de Vallecas: Francisco de la Presilla, Eduardo García-Goyena y García (Carlota), Villota y Dupret, Alonso Martínez, Molinuevo, Laborde y Andrés,  …

Las comunicaciones entre Vallecas y la corte, Madrid, se hacían por el camino de yeseros, actual camino de Hormigueras, calle San Diego y calle Méndez Álvaro, o por el Camino de Valderribas, que partiendo del pueblo subía a Valderribas, cerro del Tío Pío, y bajaba cerca del barrio de Doña Carlota hasta las tapias del Retiro. Rara vez se usaba el camino actual, más directo pero más peligroso en aquellas épocas por tener grandes barrancos hacia el arroyo del olivar, y por estar el portazgo que obligaba a pagar impuestos por las mercancías que entraban en la corte (1845 ruta para eludir el portazgo). La carretera de Valencia, que saliendo de Atocha lleva a Vallecas pasando por el Portazgo, se abre alrededor de 1800 (la anterior carretera iba a Aranjuez y desde alli a Albacete y Valencia);  la falta de mantenimiento la hace muy peligrosa y está en muy mal estado. Pero esta nueva carretera y el trazado del ferrocarril Madrid Zaragoza en 1851 impulsará el desarrollo de Puente de Vallecas.

En 1847 el Ayuntamiento de Vallecas ya cobraba el Impuesto de Circulación según la potencia: 1 real por cada carro de mulas y 24 maravedíes por cada carro de bueyes (La Esperanza 5/8/1847).

La primera multa por aparcamiento indebido de que se tiene constancia en Vallecas  fue en 1896 por dejar mal aparcado un carro: 25 pesetas

Las obras del ensanche de Madrid y el inicio del Ferrocarril (la primera línea, Madrid Aranjuez data de 1851) requieren mano de obra y comienza a llegar a Madrid la primera oleada de inmigrantes, procedentes de una agricultura arruinada,  para trabajar en industrias y servicios de la capital, instalándose en zonas fuera del Ensanche; la vivienda en el centro es escasa y cara por lo que se ven abocados a instalarse junto a las carreteras y caminos de acceso a Madrid, formándose suburbios periféricos como Tetuán, Prosperidad, Guindalera, Ventas, Puente de Vallecas, Usera, Carabanchel y Extremadura.

En 1864 se incrementa la construcción de casas y comercios en el Puente de Vallecas para dar cobijo a los trabajadores del ferrocarril y de los Doks (La Libertad 1-1-1864). El nuevo barrio se denomina Nueva Numancia (Diario oficial de avisos de Madrid 8/11/1866).

El primer alcalde pedáneo del Puente de Vallecas, entonces denominado caserío entre el Portazgo y el Abroñigal fue Miguel Fraile en 1866:

1866_puentevallecas

Una ordenanza municipal de Madrid de 1878 obligaba a trasladarse fuera del ensanche a las industrias molestas y ruidosas, por lo que las vaquerías, fábricas de licores, de jabón … se instalan en la periferia.

Las clases acomodadas o propietarias construyen villas cerca de sus posesiones o industrias. En Puente Vallecas: Villa Luisa, Villa Roja, … Como ejemplo, el Alcalde de Madrid y Ministro de Gobernación Alberto Aguilera y Velasco tenía casa en Vallecas como se aprecia en esta foto de 1907.

La población del pueblo de Vallecas se mantiene, mientras que la población del Puente de Vallecas experimenta notables incrementos. Se pasa de 2.478 habitantes en 1857 hasta 10.128 en 1900. Fuente: I.N.E. Datos de población de pueblos colindantes a Madrid (El Imparcial 27-3-1930)

Por cierto, las familias más antiguas documentadas en el lugar de Ballecas son: Ávila (1539),  Aguilera ( 1566) , Espinosa (1568), Soldado (1579) que descubrió en Vallecas una fuente en 1600 que podría abastecer a Madrid de agua. En 1751 Francisco Luís y Carlos Soldado eran regidores de Vallecas. (ver fuente)

Otros apellidos antiguos son Pingarrón, descrito en ventas de tierras en Arganda en 1685, Dávila 1729 (ver genealogía).

Relación de apellidos en Vallecas en 1725

Los terratenientes parcelan y venden los terrenos para edificar. Se abren nuevas calles que llevan sus nombres. Es necesario promocionar el nuevo barrio, aunque no tenga agua corriente ni alcantarillado: en 1867 se construye una plaza de toros, “afamada en toda España” según el chiste publicado en 1902 en Almanach de La Esquella de la Torratxa .En 1868 Francisco de la Presilla dona un terreno para edificar una capilla católica, en 1871 se hace publicidad engañosa, … El comercio se desarrolla en torno a la carretera de Valencia y se instalan merenderos (en este artículo de 1878 en  El Globo se comentan las nuevas costumbres), en el arroyo de Abroñigal, al lado del puente.

A principios del siglo XX hay tres barrios definidos, Vallecas pueblo, Puente de Vallecas y el barrio de Doña Carlota, y villas y casas diseminadas por Erillas, Picazo,…

1931 Elecciones municipales: Vallecas se declara abiertamente republicana, 25 de los 33 concejales son socialistas y/o republicanos

1931_elecciones_concejales

1944 Vallecas es el segundo pueblo más rico en imponible catastral de la provincia de Madrid, cercano al primero, Chamartín, y destacado sobre el tercero, Canillas (B.O.P.M. 6-11-1944)

1979 Así es el barrio para el diario ABC

5 comentarios

    • He nacido en Vallecas el 27 de noviembre de 1944, calle concordia 4. Viví allí 4 años cuando con mis padres emigramos a Argentina. Mu padre era maestro de artes y oficios en la escuela que estaba a un par de calles. Hace un oso 4 años la visite y me enteré de que celebraba su centenario. Intenté aportar fotografías y maquetas, pero lamentablemente no llegaron a tiempo a la exposición. Hoy tengo dos hijas y tres nietas viviendo en Madrid a la que vuelvo cada un par de años. Me sorprende el cambio, pero me emociona subir las escaleras del metro en la estacion Nueva Numancia. Recuerdo las yeserias y las meriendas en el portazo. Sigo y sufro al Rayo, pero no tengo aún su casaca. Quisiera quedar en contacto con alguna institución histórica de vallevas

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s